Site Overlay

¿Que son los Cenotes en México?

En México existen muchas bellezas naturales, pero ¿haz escuchado hablar de los Cenotes? Estos son espacios mágicos creados por la naturaleza, ganaron estas formas gracias al suelo calcáreo que hay en la Península de Yucatán, este suelo absorbe el agua de lluvia almacenándola en el subsuelo para así crear al paso de los años cuevas inundadas.

Conocidos también como verdaderos oasis invitan a propios y a extraños a sumergirse en sus aguas frescas y cristalinas para descubrir la flora y fauna que se encuentra en estos pozos mágicos.

Hermosos, pero llenos de misterio y magia a la vez, los cenotes son las joyas más bellas de la Península de Yucatán. Resguardados por la selva, nadar en un cenote es una aventura que no puedes perderte durante tus vacaciones en Cancún, la Riviera Maya o Tulum.

La vida de los mayas giraba entorno a los cenotes sagrados ya que ubicaron sus templos a orillas de estas maravillas naturales para otorgarles todo tipo de ofrendas a cambio del elemento vital: el agua.

La edad de los cenotes se representa por medio de su formación, si visitas algunos cenotes subterráneos, estarás dentro de uno de los mas jóvenes que en su mayoría se conecta con el mar, la claridad de sus aguas varia según los minerales existentes ahí.


La mayoría de estos sitios sagrados se encuentran en Yucatán y oscilan entre los 7,000 a 8,000 pozos sagrados, sin embargo en Quintana Roo no se ha podido contabilizar de manera certera la totalidad de cenotes por el crecimiento de vegetación a su alrededor.

Los más conocidos de la Riviera Maya son los cenotes de: Siete Bocas, Chac Mool, Ponderosa, Cristalino, Chi kin-Ha, Azúl, Tajma Ha, Aktun Chen, Xunaan Ha, Tak Be Ha, Dos Ojos, Manatee, Nohoch Nachich, Esqueleto, Gran Cenote, Carwash, Cristal, Escondido, Ik Kil y Angelita.

Estos pozos deben su nombre a los mayas, que los bautizaron con la palabra Dz’onot, que significa “caverna con agua” y de ahí derivó a su nombre actual: cenotes.

Su creación se remonta a millones de años, en la última Era del Hielo. El nivel del mar descendió y dejó la barrera de coral expuesta, misma que con el paso del tiempo se convirtió en suelo fértil para que creciera vegetación y finalmente surgiera la selva tropical.

Los antiguos mayas tenían una fuerte conexión con los cenotes, ya que eran su fuente de agua, y también los consideraban la entrada al inframundo. Se ha encontrado jade, cobre, oro e incluso textiles, que los mayas daban como ofrendas a los dioses.

Para los mayas, la dualidad montaña y nacimiento del agua debía ser reproducida en sus asentamientos, razón por la cual existen las pirámides, como recreación de la montaña sagrada.

En la Riviera Maya ocurre un fenómeno muy curioso, pues aquí el agua de mar ingresa a la parte continental por la fuerza de la marea a través de la roca caliza; al encontrarse con el agua dulce de los ríos subterráneos da lugar a la haloclina.

Esta disuelve la roca con mayor rapidez causando derrumbes interiores pero de abajo hacia arriba, dando lugar a la formación de grandes cámaras inundadas, permitiendo incluso la interconexión con otros sistemas más lejanos, como el caso del cenote Dos Ojos y Sac Actun con más 353 km, lo que la convierte en la caverna sumergida más larga del mundo.

Las imagenes fueron sacadas de Pinterest

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *